Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Fórmula Uno en Texas
  • Próximo álbum

Los vaqueros desempleados de Texas ya tienen qué hacer: viene la Fórmula Uno a Austin

 
Los vaqueros de Texas ya tendrán qué hacer cuando no haya temporada de rodeo.
Ahora se podrán dedicar a cazar a pilotos de Fórmula Uno en Austin, donde se celebrará el Gran Premio de Estados Unidos a partir de noviembre 2012.
La pregunta es si los podrán alcanzar.
Porque estos autos corren hasta 220 millas por hora y por muchos caballos de fuerza que usen los vaqueros, va a ser difícil alcanzar a estos autos de carrera.
En el Capitolio de Texas ya se hicieron pruebas.
Fue un piloto del equipo de Red Bull, que llegó en agosto pasado cuando ya se había acordado que Austin sería la nueva Indianápolis del automovilismo mundial.
El público se animó con la nueva noticia.
Por lo que habrán pilotos de la élite mundial, como el británico David Coulthard, corriendo en el autódromo de Austin.
¡Un momento! En Austin no hay autódromo.
Apenas lo están construyendo.
Y lo tienen que tener listo en tiempo récord.
La construcción ya empezó en el suroeste de Austin.
Será conocido como el Circuito de las Américas y tendrá una pista de 3 millas y media (5,5 km.).
En Estados Unidos no había Gran Premio de Fórmula Uno desde el 2007, cuando se celebraba en Indianápolis. Ahora los pilotos de la élite mundial conocerán lo rápido que se maneja en Texas.
Ycómo hacer travesuras mientras construyen el autódromo.
Pero ojo, en Texas existen los Texas Troopers, quienes persiguen autos que corren muy rápido para darles tickets por exceso de velocidad.
Como éste oficial de los Texas State Troopers que echa un vistazo cuando bajan el auto del equipo de Red Bull en la Congres Avenue en el centro de Austin.
Era para una demostración y animar a la gente para que apoye la vuelta de la Fórmula Uno a Estados Unidos.
Y como buen evento texano, no podía faltar el paisaje por el que Texas es conocido en todo el mundo.
Red McCombs, de 84 años, es el ex dueño de los San Antonio Spurs, Denver Nuggets y Minnesota Vikings, y es la máquina detrás de los inversionistas del nuevo autódromo Circuito de las Américas.
Pero mientras lo construyen, no queda otra que correr por el Hill County texano.
Escapando de vaqueros que no están acostumbrados a ver autos de Fórmula Uno cerca de sus ranchos.
Aunque debió haber un cómplice para que este auto del equipo Red Bull no lo encontrara estos vaqueros.
Porque lo guardaron en un establo en Johnson City, un pueblo al suroeste de Austin.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Próximos álbumes

Fórmula Uno en Austin debutará en junio del 2012

Así se vivió la investigación del tiroteo al norte de Austin

Sexy Cumbia en Diamond Fest

Zoé conquista el ACL

Disfruta más imágenes
a tu izquierda