NAHJ: Este 6 de noviembre el camino a la Casa Blanca es a través de 'El Barrio'

Jorge Ramos:

Jorge Ramos: "Hispanics have changed the face of the US"

Jorge Ramos: "Hispanics have changed the face of the US"
Univision

Por Hugo Balta, presidente de la NAHJ


El 6 de noviembre es el momento para que el gigante durmiente se despierte.

Se espera que más de 12.2 millones de votantes latinos voten el día de elecciones, de acuerdo con el fondo educativo de la National Association of Latino Elected and Appointed Officials del Fondo de Educación (NALEO, por sus siglas en inglés.

Es un número impresionante hasta que ud. lo pone al lado de otro de igual importancia: 10 millones. Ese es el número aproximado de latinos que no votará el martes. 

¿Qué beneficio les hace a los latinos ser una fuerza de más de 50 millones (de acuerdo con el Bureau del Censo de Estados Unidos) si los cerca de 24 millones de ciudadanos que están en edad para votar no “ejercen su derecho al voto”?

Nuestra comunidad tiene una oportunidad de ser el factor decisivo para ver quién va a liderar nuestro país en los próximos cuatro años. Los latinos tienen las riendas en nueve estados claves, entre ellos Colorado, Nevada y Florida (44 votos electorales de los 270 necesarios para convertirse en presidente).

 El camino a la Casa Blanca es a través del "Barrio".

Barrios como el Azalea Park en Orlando, Florida donde el Presidente Barack Obama habló con posibles votantes en el café La Lechonera El Barrio; y en el sudoeste de Las Vegas donde Craig, el hijo del gobernador Mitt Romney que habla Español, se reunió con simpatizantes.

Observadores federales serán enviados a los lugares de votación en Riverside y en los condados de Alameda en California donde han habido reclamos acerca de una carencia de trabajadores que hablan Español. Observadores similares estarán inspeccionando los procedimientos de votación en el Condado de Maricopa en Arizona.

Mientras que los latinos no llaman a Ohio su casa en los mismos números que en otros estados, en esta carrera cara a cara los 355 mil latinos elegibles para votar podrían muy bien hacer la diferencia. Obama supera a Romney 51 a 47 entre los posibles votantes. Ningún candidato republicano ha ganado la presidencia sin Ohio.

Es halagador ser cortejado por compañías que alinean su crecimiento con la creciente población Latina. Términos como líder de la minoría y el poder adquisitivo de $1.2 trillones de dólares son causa para caminar con la cabeza en alto. Aún, todo es en vano si nosotros no usamos nuestra fuerza política. 

Los analistas predicen que los votantes latinos una vez más serán menos que los blancos y los negros en las votaciones. Un estudio del año 2009 hecho por el centro de investigación Pew encontró que en el 2008 sólo el 50 por ciento de los votantes latinos aptos emitieron su voto, comparado con el 65 por ciento de los negros y 66 por ciento de los anglosajones.

No es sólo en las urnas donde los latinos pueden ayudar a moldear el nuevo panorama político. Existen muchas alternativas donde los candidatos latinos sobresalen para crear impacto. 

En 39 estados existen candidatos Latinos postulándose para el Senado y el Congreso. Naleo predice que los Latinos en los congresos estatales y en las asambleas subirán hasta 217 (del número actual que es de 190).

Muchos críticos cuestionan la influencia del voto latino en estas y en las pasadas elecciones. Una evaluación justa por los escépticos como Bruce Merrill, un profesor que ha trabajado como encuestador en Arizona que dice: “toda elección, he sido informado por los líderes Hispanos que este año es diferente y que ellos van a votar, y eso nunca ha pasado”.

Aunque hubo una gran inscripción de votantes en los vecindarios hispanos, menos de la mitad de los votantes hispanos dijeron al Bureau del Censo que ellos votaron en el 2008.

Nos estamos jugando el pellejo en este juego. Por lo tanto, dejemos de ser observadores y votemos.

No pongan excusas de porque usted no puede ir al lugar de votación. Todos tenemos vidas ocupadas, pero sacamos el tiempo para lo que más nos importa.

Y no diga que su voto no importa de cualquier manera debido a lo que las últimas encuestas predicen o porque usted vive en un estado históricamente azul o rojo.

Su voto cuenta y no votar solo transfiere el poder de decisión a otra persona (más frecuente que no es la persona que no comparte su punto de vista).

Muchos de nosotros vivimos en casas con personas de diferentes generaciones donde nosotros somos los únicos elegibles para votar. No callen ni sus voces ni las de ellos. 

Por favor vote el martes. Es nuestro derecho, privilegio y responsabilidad.

Asegúrese de llevar a su familia y a sus amigos, aliente a otros a que hagan lo mismo. 

Es momento de que el gigante dormido despierte. 

(Hugo Balta es el presidente de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos).

¿Qué piensas de esta historia? Opina en el foro de Destino 2012