Autoridades siguen buscando al autor de la amenaza de bomba en UT

UT Austin volvió a clases tras amenaza de bomba

UT volvió a clases tras amenaza de bomba

UT volvió a clases tras amenaza de bomba

Las clases se reanudaron en el campus de UT Austin, que el viernes tuvo que ser evacuad...

Las clases se reanudaron en el campus de UT Austin, que el viernes tuvo que ser evacuad...

Temp. Season 2012 | 09/17/12 | 02:07  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Austin Austin

UT volvió a clases tras amenaza de bomba

UT volvió a clases tras amenaza de bomba

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Las clases se reanudaron en el campus de UT Austin, que el viernes tuvo que ser evacuado tras recibirse una amenaza de bomba por teléfono. Aún se desconoce al autor.
09/17/12 | 02:07 Disponible hasta 09/17/12
KAKW

AUSTIN, Texas.- Autoridades de la Universidad de Texas y el FBI siguen buscando al sospechoso que llamó el viernes pasado a la universidad diciendo que había colocado bombas en el campus, lo que provocó la evacuación de toda la universidad y la cancelación de clases ese día, reportó el diario Aua5tin American-Statesman.

Citada por el Statesman, la portavoz de UT, Rhonda Weldon, dijo que las autoridades aún no han identificado a la persona que hizo la llamada. Dijo que la llamada no tenía relación con una serie de alarmas de incendios que se pusieron en operación una tras otra sin razón aparente a principios de la semana pasada.

A su vez, el FBI dijo al Statesman que el caso sigue abierto.

Amenaza fue declarada una farsa

Después de alertar a miles de estudiantes y trabajadores que evacuaron por todos lados del campus de la Universidad de Texas en Austin, autoridades declararon que la amenaza terrorista recibida la mañana del viernes 14 de septiembre fue una farsa.

Excepto clases, todas las actividades en UT Austin resumirán a partir de las 5 p.m., informó la institución en su portal web.

En rueda de prensa, el presidente de UT Austin, Bill Powers, aseguró que el campus estaba a salvo, mientras que el jefe de la policía de UT Austin, Robert Dahlstrom, sostuvo que estaban trabajando en conjunto autoridades locales y federales para arrestar a la persona responsable de la amenaza terrorista que alertó a uno de los campus universitarios más grande del país.

"Es muy fácil (amenazar) con una llamada telefónica", dijo Powers en rueda de prensa.

Según el Texas Tribune, hubo cuestionamientos sobre la tardía reacción de autoridades de UT Austin para noticifcar sobre la amenaza terrorista y ordenar la evacuación del campus.

UT Austin recibió la llamada con la amenaza de explotar bombas dentro del campus a las 8:35 a.m., aunque autoridades no informaron sobre el alerta hasta las 9:50 a.m.

La persona que amenazó durante la llamada sostuvo que las bombas explotarían en 90 minutos, por lo que el alerta de evacuar todo el campus se realizó justo 15 minutos de la hora pautada para detonar las bombas.

Junto a Powers se presentaron a la rueda de prensa el alcalde de Austin Lee Leffingwell, el gerente de la ciudad Marc Ott y el jefe de la policía de UT Austin Robert Dahlstrom.

Evacuada histórica 

La Universidad de Texas en Austin ordenó la cancelación de clases tras recibir una amenaza de bomba.

Miles de alumnos y empleados abandonaron el campus de UT Austin por todas partes y el tráfico de la autopista interestatal I-35 se detuvo por la amenaza de un hombre que, según autoridades, se identificó como miembro de la red terrorista islámica Al Qaeda.

La vocera de UT Austin, Tara Doolittle, sostuvo que no recuerda otra ocasión que toda la universidad haya sido evacuada, reporta el Austin American Statesman.

Existen alrededor de 50 mil estudiantes y 22 mil empleados en UT Austin, aunque Doolittle no pudo precisar cuántos asistieron al campus la mañana del viernes, agregó el Statesman.

Según autoridades, el hombre "con acento del medio oriente" amenazó con haber puesto bombas por todo el campus universitario de UT Austin alrededor de las 8:35 a.m. y amenazó con explotarlas en 90 minutos, informó UT Austin en un comunicado.

Al mismo tiempo, autoridades en la universidad North Dakota State, a 1.200 millas al norte de UT Austin, ordenaron también la evacuación por otra amenaza de bomba, aunque no quedó claro si las amenazas estaban relacionadas la una con la otra, informó The Associated Press.

¿Falsa alarma?

La llamada a UT Austin fue a las 8:35 a.m., informó la universidad, por lo que las bombas habrían explotado alrededor de las 10:05 a.m. Sin embargo, las bombas no explotaron.

Pese a la confusión, miles de estudiantes y empleados de UT Austin evacuaron con tranquilidad, pero se tomaron la alerta muy en serio, informan diferentes medios.

Autoridades reaccionaron inmediatamente ordenando la evacuación de todos sus estudiantes y empleados "lo más lejos posible".

Pese a la reapertura del campus, las clases en UT Austin continúan canceladas para este viernes 14 de septiembre.

Excepto a las clsaes, el resto de las actividades extracurriculares se reanudarán a las 5 p.m., informaron autoridades de UT Austin.

Dos años después de tiroteo mortal

La amenaza de bomba sucede dos años después que Colton Tooley, alumno de 19 años de edad, se haya suicidado dentro del campus en la biblioteca Perry-Castañeda.

La mañana del 28 de septiembre del 2010, Tooley entró a la biblioteca vestido de negro, con una máscara y portando un rifle AK-47 y luego fue encontrado muerto en el sexto piso.

Tooley había disparado contra una iglesia y disparó al aire tres veces dentro del campus de UT Austin minutos antes de entrar a la biblioteca Perry-Castañeda y suicidarse.

Esa vez autoridades también reaccionaron ante el tiroteo de Tooley, aunque ordenaron a sus alumnos y empleados quedarse dentro de sus aulas y oficinas. 

Esa mañana Tooley, quien fuera recordado como un chico cortés, inteligente y no haría daño a nadie, resultó ser su única víctima.

Comparte tu opinión en nuestros foros